LA NUEVA WEB

jueves, 15 de abril de 2010

RENEGO DE SU PADRE

Santiago Carrillo un mal hijo.
Encargado del orden público en el Madrid de la guerra, en noviembre de 1936, recién ingresado en el PCE, nadie puede discutir su responsabilidad política en el asesinato de miles de personas acusadas de ser “enemigos de la República”; entre ellas, varios cientos de religiosos.

En 1939 repudió a su padre en nombre de la revolución soviética: “Cuando pides ponerte en comunicación conmigo, olvidas que yo soy un comunista y tú un hombre que ha traicionado a su clase, que ha vendido a su pueblo. Entre un comunista y un traidor no puede haber relaciones de ningún género… No, Wenceslao Carrillo, entre tú y yo no puede haber relaciones, porque ya no tenemos nada de común”.

(Fuente: Diario Alba)

Así son muchos comunistas, como los miembros de las sectas mas radicales.
Igualmente hacen con las madres y el resto de la familia.
No puedo concebir que se reniegue de una madre o un padre en nombre de ninguna idea política.