LA NUEVA WEB

viernes, 23 de abril de 2010

CONSEJOS PARA AHORRAR DESPUÉS DE LA JUBILACIÓN

Ajustarse a la pensión es más fácil si comienzas a ahorrar en casa. Los gastos de energía, de agua y de la compra pueden ser muy inferiores.
Después de la jubilación, aunque nos quede una pensión que nos permita vivir de una forma desahogada, hemos de ajustar los gastos. Si haces un buen presupuesto, seguro que puedes ahorrar algo, aún en tiempos de crisis.

• Ahorra energía
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda la reducción de la energía que consumimos en el hogar. ¿Cómo?

-Costes de calefacción
Es preferible, desde el punto de vista económico, instalar una caldera de gas a una de gasóleo o eléctrica. Respecto a la temperatura, en invierno, 20 grados es ideal y saludable. Si se mantiene está temperatura, en lugar de los comunes 23 grados, se consigue un 8 por ciento de ahorro de energía. Si, además, durante la noche se baja el termostato a 16 grados, el ahorro en la factura de la calefacción sería de un 13 por ciento. De esta manera, siguiendo estos simples consejos, el ahorro posible -para un consumo medio de 550 euros en calefacción por gas natural- es de 110 euros al año.

-Atención a los horarios
La tarifa con discriminación horaria supone un importante ahorro en la factura eléctrica, siempre que se consiga desviar, al menos, un 45 por ciento del consumo eléctrico al horario valle (de 22 a 12 horas y de 23 a 13 horas en verano). Por ejemplo el ahorro de un hogar que sea capaz de desviar el 65 por ciento de su consumo al horario valle puede ser de más de 90 € en la factura eléctrica.

- Bombillas de bajo consumo
La iluminación del hogar representa alrededor del 25% de la factura eléctrica media, cifrada en unos 70 euros cada dos meses. Si quieres reducirla, utiliza las bombillas de bajo consumo que, aunque son más caras que las incandescentes, duran casi 7 veces más (10 000 horas frente a 1 500 horas) y, además, consumen mucha menos energía.
Según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE), la sustitución de una lámpara incandescente por otra de bajo consumo supone al cabo de su vida útil más de 60 euros de ahorro. Otro estudio, del Instituto de Energía Gallego, cifra el ahorro en 55 euros al año por hogar.

- Potencia adecuada
Una de las medidas más eficaces de ahorro energético es elegir una potencia adecuada a las necesidades personales y, en caso de duda, optar por una inferior. Para un hogar medio, pasar de 4.6 a 3.45 kWh supone un ahorro de 28 € al año.

- Uso de electrodomésticos eficientes
Elegir un electrodoméstico con etiqueta energética de clase A es más económico por la reducción de consumo eléctrico que supone, aunque su precio de compra sea algo superior. El ahorro de sustituir un frigorífico de clase C por uno de clase A++ es de 340 euros durante la vida útil del electrodoméstico.

- “Stand by”, consumo invisible
El consumo de los electrodomésticos en “stand by” (o lo que es lo mismo, los que quedan enchufados sin que los estemos utilizando) representa cerca del 10 por ciento del consumo de energía eléctrica de los hogares. Por tanto, para reducir la factura eléctrica se debe apagar todo electrodoméstico que no se esté usando, así como desenchufar cargadores cuando no se utilicen y por supuesto apagar las luces en las habitaciones vacías.

El agua: un bien escaso
El agua es un bien necesario y cada día más caro. Pero, además, es necesario hacer un uso responsable de los recursos. Sigamos unos consejos ecológicos... y económicos.
• El lavavajillas resulta la opción más cómoda y económica, para lavar los platos. Se gasta menos cantidad y se aprovecha mejor la que usamos.
• Al poner la lavadora, es aconsejable programar un lavado con agua fría en lugar de caliente. Un programa “eco” es lo más eficiente.
• Al cocinar, lo mejor es usar la olla a presión en lugar de las cacerolas tradicionales, ya que aprovecha al máximo el agua. Además, es mucho más rápido.
• Un consejo que ya hemos escuchado numerosas veces: ducharse en lugar de bañarsey cerrar el grifo al lavarse los dientes.

Vuelve al teléfono fijo
• Recuerda que las llamadas nacionales de fijo a fijo son gratis en todos los paquetes que incluyen teléfono e internet.
• Si no quieres dejar el móvil, estudia la factura y comprueba cuales son tus hábitos de consumo para escoger la mejor oferta de las operadoras. . Según los cálculos realizados por OCU, para un usuario que realiza sus llamas a partes iguales entre el horario laborable y el reducido y no utiliza mensajes multimedia, la diferencia entre las tarifas de Yoigo y las de Movistar asciende a más de 300 euros anuales. Sin embargo, si hace el mismo número de llamadas, pero por la tarde o en fin de semana, y utiliza con frecuencia las posibilidades multimedia, la mejor opción es Orange. La diferencia con Movistar le supondrá casi 190 euros al año.
• A la hora de decidir entre tarjeta y contrato para el móvil, conviene saber que, en general, las llamadas con tarjeta resultan más caras que con contrato y, además, hay que pagar por adelantado. Sin embargo, ofrecen la ventaja de poder controlar fácilmente el gasto y son más seguras en caso de robo o pérdidas del teléfono.
• Para contratar el acceso a internet, la OCU aconseja una tarifa plana combinada si se conecta durante más de diez horas mensuales. Asimismo, recomienda prestar atención a las tarifas planas, que permiten el acceso a la telefonía a través de la red, lo que puede resultar especialmente útil para las llamas internacionales.
• Y no olvides que es mejor guiarse por una buena tarifa que dejarse tentar por un móvil de última generación de regalo.

Vigila el carro de la compra
La cesta de la compra representa una importante partida de los gastos fijos Para mantener a raya el coste mensual de la alimentación, podemos seguir una serie de recomendaciones.
• Pagar en efectivo. La tarjeta de crédito puede resultar muy cómoda, pero si pagas con dinero serás más consciente de los gastos. Lleva una cantidad determinada y ajústate a ella.
• Escoge el supermercado. Según OCU, una familia puede ahorrar hasta 1 575 euros al año en la cesta de la compra si ha elegido bien donde comprar. En las grandes ciudades, esta diferencia puede suponer casi el 50% del gasto total.
• Prepara una lista de productos y cantidades. Según UCE y CEACCU, puedes ahorrar entre el 20 y el 30%.
• Compara precios y elige ofertas. Pero ojo, a veces los populares ´3x2´ no son tal ganga ya que, en ocasiones, el precio por unidad es más elevado.
• Opta por las marcas blancas. Son hasta el 43% más baratas que las enseñas más conocidas, según un estudio de la Universidad Complutense.
• Compra los productos de temporada, que son siempre más baratos.
Datos: plusesmas.com