LA NUEVA WEB

lunes, 5 de octubre de 2009

LOS SECRETOS DE LA CÁMARA ACORAZADA DEL BANCO DE ESPAÑA

La Cibeles proteje el Banco de España






El agua de La Cibeles es una de bazas que mejor protege el Banco de España
Seguridad. El agua de la fuente que fluye por encima de una de las cámaras acorazadas más importante y segura del mundo, inundaría las cámaras acorazadas si se produjese un intento de robo.
La fuente de la diosa Cibeles custodia los miles de lingotes y monedas de oro que el Banco de España guarda bajo tierra.


En el caso de que algún ladrón pretendiese sustraer los bienes allí custodiados, la entrada de la cámara subterránea, situada a 35 metros de profundidad, sería inundada por el agua del monumental fuente.
Esta cámara subterránea es, una de las cajas fuertes más grandes y seguras del mundo, tiene unas dimensiones de 1.500 metros cuadrados.
También es una de las más codiciadas, pues en su interior están depositados unos 5.000 lingotes y medio millón de monedas de oro, con un valor de mercado imposible de calcular, según informa Efe.
Esta cámara cuenta con unas medidas de seguridad desde hace décadas, no superadas ni con las más sofisticadas medidas de seguridad actuales.


Para acceder a su interior hay que atravesar dos puertas: una de 16 toneladas de peso, situada al nivel de la calle, y otra de 14 toneladas, a 35 metros de profundidad.
El principal problema es poder superar las compuertas de seguridad.
Se necesitan tres llaves para superarlas, y las tres están custodiadas por otras tantas personas de los departamentos de Dirección General, Intervención General y Emisión y Caja.
Acceso al dinero
Si alguien consiguiera burlar la primera puerta y bajar los siete pisos de altura que hay hasta la cámara acorazada, debería atravesar, además, un puente levadizo antes de toparse con la segunda puerta y acceder al interior del recinto.
Por encima de la cámara secreta, a 25 metros de profundidad, fluye el canal de Las Pascualas o de Oropesa, el mismo que alimenta la cercana fuente de La Cibeles.



Este ha sido canalizado de manera que, si saltaran las alarmas en esta gigantesca caja fuerte, se correría el puente y la puerta quedaría inundada y perfectamente sellada.
De cualquier modo, en los 70 años de vida de esta cámara subterránea nunca se ha producido un intento de robo.
Tal vez por este motivo, hace décadas que se decidió retirar el retén de la Guardia Civil que recorría las galerías de la cámara subterránea.
Ahora, la única vigilancia que existe es la de la puerta de acceso a nivel de la calle.
Una de las posesiones más llamativas de la cámara son los lingotes de oro, si bien el Banco de España sólo almacena bajo la plaza de La Cibeles un 15% de su reserva metálica, que asciende a un valor total de 5.400 millones de euros, casi un billón de las antiguas pesetas.
En Madrid, el Banco de España concentra unos 5.000 lingotes de oro, con un peso aproximado de 90,5 toneladas, mientras que tiene otras 180 toneladas en Fort Knox, un campo militar situado en Kentucky perteneciente a la Reserva Federal americana, otras 180 toneladas en el Banco de Inglaterra, y 140 toneladas en el Banco Internacional de Pagos de Basilea.

(Datos de: El Mundo)