LA NUEVA WEB

domingo, 18 de octubre de 2009

LA IZQUIERDA HA TRAICIONADO LA VIDA

Aborto: la Izquierda ha traicionado la vida

Más que ninguno, el tema del aborto ilustra la tendencia ocasional de la Izquierda de plasmar en forma tan entusiasta lo que se llama una «reforma» que olvida pensar el tema en detalle
Es irónico que tantos en la Izquierda hayan hecho sobre el aborto lo que los conservadores y los liberales de la Guerra Fría hicieron sobre Vietnam: marchaban en la dirección equivocada, para pelear la guerra equivocada y contra el pueblo equivocado.
No pensemos que tenemos ni el lujo ni el derecho de elegir algunos tipos de asesinato y decir que ellos son correctos, mientras otros no lo son. Una vida humana es una vida humana, y si la igualdad significa algo, significa que la sociedad no puede valorar algunas vidas humanas más que las otras.
Las leyes reflejan un consenso ético, no basado exclusivamente en la tradición religiosa sino también en una evidencia científica: que la vida humana comienza en la concepción. La prohibición del aborto en el antiguo Juramento Hipocrático es bien conocida. Menos familiar para muchos es el Juramento de Ginebra, formulado por la Asociación Médica Mundial en 1948, que incluía estas palabras: «mantendré el respeto máximo por la vida humana desde el momento de la concepción». Una Declaración de los Derechos del Niño, adoptada en 1959 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, declaraba que «el niño, en razón de su inmadurez física y mental, necesita salvaguardias y cuidados especiales, incluyendo apropiada protección legal, antes al igual que después de su nacimiento».