LA NUEVA WEB

miércoles, 16 de septiembre de 2009

ROBO Y CORRUPCIÓN EN EL NEGOCIO DE LA SED

Multinacionales españolas como Agbar, FCC, Endesa y Aguas de Bilbao pelean por su parte del pastel. Mientras más de 5000 niños mueren cada día por no tener acceso al agua potable
La corrupción en el sector del agua pone en riesgo la vida y los medios de subsistencia de miles de millones de personas, como lo demuestra el Informe Global de la Corrupción 2008.
Casi 1200 millones de personas no cuentan con acceso garantizado al agua potable y más de 2600 millones no disponen de servicios de saneamiento adecuados, y estas carencias tienen consecuencias devastadoras para el desarrollo y la reducción de la pobreza. En las próximas décadas, se prevé que la competencia por el agua sea todavía más intensa. La falta de agua ya afecta a regiones de todos los continentes, y para el 2025, más de 3000 millones de personas podrían estar viviendo en países con problemas de agua.
En los países empobrecidos, casi el 80 por ciento de los problemas de salud están relacionados con la falta de servicios adecuados de agua y saneamiento. Como resultado, mueren casi 1,8 millones de niños por año. En África, durante la estación seca, es común que las mujeres y las niñas caminen más de diez kilómetros para recoger agua para sus familias, y se estima que en todo el continente alrededor del 5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) se pierde como consecuencia de las enfermedades y muertes causadas por el agua sucia y el saneamiento deficiente.

Mas allá de la concesión de los servicios del agua, las multinacionales aspiran a la adquisición de los propios derechos del agua, legalmente a través de concesiones y licencias, y físicamente mediante la construcción de pantanos y la captación de las fuentes de agua y de su transporte.

En resumen, el negocio del agua mata. Muchas multinacionales españolas se están beneficiando de este robo, en muchos casos con el apoyo del ministerio de asuntos exteriores del señor Zapatero. Es necesario poner en marcha nuevos sistemas de gestión comunitaria y solidaria de los servicios de agua para no depender ni del mercado ni del estado. En esto, como en tantas otras cosas, los empobrecidos ya no estan dando una gran lección. Aprendamos de ellos, apoyemos sus luchas.
Fuentes:
I.G.C 2008, de Transparency International
“Los sátrapas” de Teodosio A. Palomino, autor de “La tragedia del oro azul”

Solidaridad.net