LA NUEVA WEB

martes, 13 de enero de 2009

SOLIDARIDAD

Que Dios no permita que pierdas la fe, aún sabiendo que las rosas no hablan.
Que no pierdas el optimismo, aún sabiendo que el futuro que nos espera puede no ser tan alegre.
Que no pierdas la bondad de vivir, aún sabiendo que la vida es en muchos momentos, dolorosa.
Que no pierdas la bondad de tener grandes amigos, aún sabiendo que, con las vueltas que da el mundo, ellos acaban yéndose de nuestras vidas, Que no pierdas la bondad de ayudar a las personas, aún sabiendo que muchas de ellas son incapaces de ver, reconocer y retribuir esta ayuda.
Que no pierdas el equilibrio, aún sabiendo que innumerables fuerzas quieren que tu caigas.
Que no pierdas la bondad de amar, aún sabiendo que la persona que uno más ama puede no sentir el mismo sentimiento por mi.
Que no pierdas la luz y el brillo de mirar, aún sabiendo que muchas cosas que vemos en el mundo oscurecen nuestros ojos.
Que no pierdas la razón, aún sabiendo que las tentaciones de la vida son innumerables.
Que no pierdas el sentido de justicia, aún sabiendo que un día mis brazos estarán flacos.
Que no pierdas la belleza de la alegría de ver, aún sabiendo que muchas lágrimas brotaran de nuestros ojos.
Que no pierdas la bondad de dar ese enorme amor que existe en tu corazón, aún sabiendo que muchas veces sera sometido a ser rechazado.
Que no pierdas la bondad de ser grande, aún sabiendo que el mundo es pequeño.
Que jamas me olvide que Dios me ama.
Que un pequeño grano de alegría y esperanza dentro de cada uno es capaz de mudar y transformar cualquier cosa.